Catálogo

Novedades

  • Sofa Luar con Cheslong
    Sofa Luar con Cheslong

    El sofá Luar con cheslong , es un mueble muy elegante y vanguardista, su...

    1 290,00 €

Colchones  

Subcategorías

  • Colchones ortopédicos

    Una cama no es nada sin un colchón de calidad. En Hogart sabemos que hay diferentes necesidades, y es por eso que ofrecemos una amplia gama de colchones para satisfacer todas las preferencias que garantizan un sueño reparador.

    ¿Cómo nos ayudan los colchones ortopédicos?

    Pasamos alrededor de 26 años de nuestra vida en la cama, supuestamente para dormir, pero cuando se sufre de dolores y molestias, más que dormir, simplemente se pasa la noche moviéndose de un lado a otro. Un colchón ortopédico puede ser la solución para lograr un sueño placentero.

    Identificar lo que necesitamos para conseguir un descanso y sueño óptimo, es un paso muy importante hacia nuestro objetivo. Lo que es ideal para una persona, puede que no sea adecuado para otro, y saber que los dolores y molestias pueden necesitar una atención especial, es primordial.

    Los colchones ortopédicos son perfectos para quienes sufren molestias, especialmente en su parte posterior y en las articulaciones. Estos tipos de dolor necesitan especial consideración, y un colchón de estas características puede ayudarnos.

    Los estudios han demostrado que la calidad del apoyo del colchón, empieza a reducirse después de 7 años. A los 8 años, un colchón nuevo es esencial para conseguir dormir correctamente, y un colchón ortopédico puede ser la cura a tus problemas para coger el sueño. ¿Por qué?

    Ofrecen un extra en firmeza

    Están diseñados para brindar un apoyo máximo durante toda la noche, permitiendo que puedas apoyar suavemente la espalda y las articulaciones para minimizar las molestias y dolores.

    El firme apoyo distribuye el peso del cuerpo para aliviar el estrés en la columna vertebral, alivia los puntos de presión dolorosos y ayuda a mantener la alineación natural de la columna vertebral.

    Los altos niveles de apoyo se proporcionan en las áreas del cuerpo que son el soporte del peso durante la noche: el cuello, la espalda, las caderas y la parte inferior del cuerpo, para garantizar que no se pase una noche por el dolor o la incomodidad.

    Es especialmente firme en la zona de la espalda, para que no se hunda, como suele suceder con otros tipos más suaves de colchones. Si tu colchón es demasiado blando, se hundirá, lo que significa que la columna estará doblada de una manera poco natural, que a menudo produce dolor de espalda.

    Influenciado por el estudio médico de la ortopedia, que se centra particularmente en el estudio de los trastornos y deformidades en la columna vertebral y las articulaciones, un colchón ortopédico está especialmente diseñado para paliar los dolores de estas zonas mientras se duerme.

  • Colchon Viscoelasticos

    En Hogart sabemos que el tiempo de descanso es lo más importante para nuestra salud.Por eso trabajamos con los mejores materiales y los mejores acabados del mercado.

    El desarrollo del material viscoelástico se produjo a principios de los años 60 por la NASA, con propiedades innovadoras y con la intención de aliviar la presión que sufrian los astronautas en el despegue de las naves espaciales. Y hasta principios de los noventa no fue incorporado en el uso domestico. Este material se utiliza hoy en día en el sector textil, del automóvil, de la construcción, del mobiliario, del deporte y del ocio. En especial, destaca su uso en hospitales, puesto que al no producir ningún tipo de presión sobre el cuerpo, el viscoelástico se utiliza en productos sanitarios como prótesis y colchones adaptables para personas con dolencias lumbares o cervicales, con zonas corporales inflamadas o delicadas, o para personas que pasan mucho tiempo postradas en la cama y necesitan un equipo de descanso adaptable.

    Los colchones de viscoelástica se adaptan a nuestro cuerpo sin tener la sensación de hundimiento. Además no ejercen ninguna presión en ningún punto de nuestro cuerpo, consiguiendo que el cuerpo descantes completamente.

Mostrando 1 - 6 de 6 items
Mobiles
Colchones

¿Sabías que pasas aproximadamente un tercio de toda tu vida dormido? El sueño es una parte tan esencial, que desde Hogart queremos ayudarte a conseguir el mejor descanso posible.

Para conseguir un sueño reparador, es necesario un colchón que se adapte perfectamente a tu cuerpo, tu posición y tus puntos de presión. Vamos a ver que tipos de colchones hay, y lo que debes tener en cuenta a la hora de encontrar el colchón perfecto.

Hay muchos tipos de colchones, pero los más populares son estos:

  • Viscoelásticos: Utilizan una espuma de poliuretano de alta densidad que se adapta a la perfección a nuestro cuerpo, y proporciona una firmeza media.
  • De muelles: Los de muelles son los más habituales, pero no se adaptan tanto a los contornos de nuestro cuerpo como los viscoelásticos. Son bastante firmes al presentar varios puntos de apoyo, transpirables e higiénicos.
  • De gel: Utilizan un tipo de espuma que contiene gel para ofrecer diferentes apoyos, firmezas y temperaturas dependiendo de cada cuerpo.
  • De latéx: La elasticidad de este colchón permite que puedas encontrar la posición más cómoda para dormir.

El tamaño del colchón es uno de los primeros puntos a tener en cuenta, por no hablar de que es una de las decisiones más importantes que vas a tener que tomar. Hay muchas opciones, pero para elegir correctamente tienes que saber que el colchón debe ser al menos 10 centímetros más largo que el tamaño de la persona más alta que lo está usando.

El ancho del colchón debe permitirte poner ambas manos bajo la cabeza sin que los codos toquen el borde del colchón, o a la persona que duerme a tu lado.

Sea cual sea tu posición al dormir, estamos seguros de que tenemos un colchón que se adapta a ti.

  • De lado: Aunque esta postura puede entumecer los brazos, dormir de lado es ideal para embarazadas y aquellos que sufren de acidez estomacal o reflujo. Tanto los de muelles como los viscoelásticos son perfectos en esta postura.
  • Boca arriba: Es la mejor forma para dormir, ya que se consigue un ajuste perfecto de nuestra columna. En esta posición, cualquier tipo de colchón te servirá.
  • Boca abajo: Es la peor forma de dormir, ya que la columna está torcida y se tensa el cuello. Por lo tanto, es importante tener un cuidado extra al elegir colchón si inconscientemente adoptas esta posición al dormir. Opta por un colchón viscoelástico o de gel, que son los que mejor se adaptarán a tu posición.