Sofás

Sofás

Sofá Cama Modelo Único
  • -656,00 €

Sofá Cama Modelo Único

Precio base 1.240,00 € Precio 584,00 €

Elegante y moderno sofá cama de líneas rectas y actuales. Incorpora un amplio arcón en el que podrás guardar infinidad de cosas. Con un sólo movimiento convertirás tu sofá en una cama adicional. Disfrute de la mejor calidad y comodidad a un precio espectacular. Diseño original, práctico y lleno de detalles, más que cómodo.

Sofa Cama 3 Plazas - Arona
  • -130,00 €
  • Nuevo

Sofa Cama 3 Plazas - Arona

Precio base 399,00 € Precio 269,00 €

Hogart te ofrece un elegante y moderno sofá para su salón con la garantía de una confortable cama para las noches. El sofá cama de 3 plazas Arona responde a todas las necesidades. Si durante el día es un agradable y confortable sofá de tres plazas, al anochecer se puede transformar en una acogedora cama.

Sofa cama  Marte - 3 plazas...
  • -190,00 €
  • Nuevo

Sofa cama Marte - 3 plazas con...

Precio base 550,00 € Precio 360,00 €

La fascinación que producen los sofás convertibles es incuestionable. Son diseños que están realizados con la precisión de un ingeniero y la creatividad de un artista. Para salones pequeños, situaciones improvisadas o sencillamente para despejar el espacio, un sofá convertible en cama es la solución.

No solemos pensar en ello, pero el sofá es uno de los elementos más entrañables del hogar; y si pudiera hablar, nos contaría una gran historia sobre nosotros mismos y sobre nuestra vida. ¡Qué importante es elegirlo bien! Pero con tantos estilos disponibles, ¿cómo elegir el correcto?

Los dos principales factores que deben considerarse al comprar un sofá son su forma y su función.

En primer lugar, hay que pensar en cómo vamos a utilizar el sofá. Cansados después de una dura jornada de trabajo, ¿nos tumbamos sobre él, o simplemente nos sentamos para ver la televisión? ¿Va a ser utilizado por una gran cantidad de personas o sólo como una pieza decorativa?

Después de decidir el propósito de nuestro sofá, se trata simplemente de eliminar los estilos que no nos convienen.

Por supuesto, hay muchas variaciones en cada diseño (diferente patas, brazos, respaldo, etc.), pero nos vamos a centrar en los estilos más comunes, y para que son mejor.

  .- Sofá Club o Inglés: No hay que elegir entre confort o estilo con un clásico sofá Club. Unos generosos reposa brazos y unos mullidos cojines hacen perfecto este sofá para hundirse al final de un día ajetreado, pero las patas torneadas con ruedas y los reposa brazos redondeados, le dan un toque de distinción.

  .- Sofá Chaise Longe: Es el mejor sofá para recostarnos y echar una siesta, pues tiene una zona más alargada. Resultan muy prácticos como espacio de almacenamiento, ya que los cojines se pueden levantar para poder guardar cosas dentro. La comodidad suele ir de la mano, y aguantan mucho trote

  .- Sofá Chester: Probablemente es el estilo más famoso. Tradicionalmente tapizado en resistente cuero marrón, este sofá icónico cuenta con un respaldo bajo, acolchado, con reposa brazos altos y patas en madera expuestas. Su diseño acolchado y sus elegantes líneas curvas, hacen de este, un sofá elegante que nunca pasa de moda.

  .- Sofá moderno: Un sofá contemporáneo viene definido por su respaldo lineal, brazos cuadrados y bajos, y patas cuadradas. Las líneas rectas y los detalles monocromos en el marco y la tapicería, lo hacen destacar entre la multitud, pero los cojines acolchados significan que resulta muy cómodo también.

  .- Sofá clásico: Es el típico mueble que aguanta todo lo que le eches. Sus reposa-brazos bajos redondeados, patas expuestas, y cojines grandes y acolchados, lo hacen el sofá perfecto para relajarse.


Afortunadamente, tomar nuestra decisión acerca de quién será nuestro nuevo compañero frente al televisor no resulta demasiado difícil con la enorme variedad y calidad de materiales con los que se fabrican en la actualidad.

Por un buen precio podemos disfrutar de modelos elegantes, resistentes, discretos e incluso totalmente coloridos y vitalistas. Y es que a fin de cuentas, puedes quitarle todo a tu salón, menos el sofá. Y tú ¿Qué esperas de tu nuevo compañero de aventuras?